Testimonio: “Cuando uno propone y Dios deja bien clarito quién dispone”

Posted on

Testimonio: “Cuando uno propone y Dios deja bien clarito quién dispone”TESTIMONIOS

Este año que cumplí mis 45 años de vida, yo tenía muchos planes de qué haría, comería, compraría, disfrutaría y demás, siempre he sido desde niña de disfrutar mis cumpleaños, además cumplo el último día del mes, lo que siempre me permitió una extensa cuenta regresiva desde el 30 hasta el 1, siempre me gustó cumplir años y los he esperado cada vez con mucho entusiasmo no importa si fuera antes de los 15, de los ente o de los “enta”,para mí siempre han representado una gran alegría, no importa la razón pero me encantan.

Este año en particular los esperaba con muchas ansias y mis amigas sabían de cómo estaba yo de entusiasmada y ahí es donde se mezclan las otras facetas de mi historia. Desde hace 8 años y 7 meses (febrero 2009) fui diagnosticada con Cáncer de Tiroides, inicialmente de forma errónea como folicular y en agosto 2013 como Cáncer Medular de Tiroides que no se cura pero se puede cronificar, lo cual es mi caso con estos años de historia, que los médicos no siempre están dispuestos a admitir que estoy bastante bien.

Creo que es importante contar diferentes fases para entender lo que quiero decir, en primer lugar si tuviera que describirme tengo que admitir que soy una persona que no me gusta que me digan que hacer que estoy dispuesta a trabajarme lo que quiero y que no me doy por vencida tan rápidamente, de hecho si le tengo miedo a algo es lo primero que voy a tratar de vencer porque es mi reto, no por valentía sino porque eso de las cosas a medias no es lo mío, las cosas se enfrentan y se viven plenamente a medias para qué. Pese a todo no siempre es fácil pero se puede generalmente, pero eso viene de mi familia, siempre he sido sumamente cuidada y consentido, pero a la vez forzada a hacer las cosas si otros podían por qué yo no, así es que en casa si mis hermanos podían cargar, cocinar, limpiar, etc… El mensaje siempre fue igual podía hacer yo no importaba qué, así es que si bien siempre fui la “niña”, en realidad la “niña” no tenía límites señalados, lo que siempre me permitió buscar cuáles eran si habían y sino simplemente seguir adelante, ese apoyo no es algo que se tiene muy seguido y realmente saberse incondicionalmente amada y respaldada tiene una magia impresionante que nos proyecta en la vida dando muchas herramientas para enfrentarnos lo que sea.

Por otra parte está Dios, que desde mi experiencia es un padre bien cercano, me han dicho que Dios no hace cosas concretas en nuestras vidas, pero como Él es una vivencia para cada uno y para mí ha sido siempre bien concreto, sabe la oveja tan atravesada que tiene conmigo, cosas como que desde que yo nunca he buscado un trabajo sino que todos han llegado a mi a través de Él y todos y cada uno han sido una experiencia maravillosa aunque no siempre lo parecían al inicio, hasta cosas tan básicas como que estando sin luz el semáforo y yo que no me puedo atravesar cuando llegó al inicio de la cola este se enciende, tales son sus cuidados conmigo que siempre me regala lo que yo no he pedido pero que resulta ser lo mejor en todo momento. Una de mis metas siempre fue estudiar fuera del país y aunque yo puse de mi parte para tener esa oportunidad fue solo Él, quién dijo dónde, cuándo, cómo y con quién, y ha sido una de mis historias más maravillosas, que me dejaron tantas personas lindas en mi vida y sueños cumplidos que ni siquiera sabía que podía tener. Lastimosamente pese a que quería graduarme como Doctora es una meta de las que creo debo desistir, primero porque la psico-oncología no tiene nada que ver con lo que hago en mi trabajo y segundo porque me tocó más bien vivenciarlo y dar testimonio de lo que implica vivir con cáncer, además tuve oportunidades de continuar mi tesis y al menos en dos ocasiones se truncó por procesos de la enfermedad, así es que parece que por ahí no va la cosa, toca vivirlo más que escribir sobre procesos psicológicos durante el cáncer, pero al menos puedo usar estos espacios para hacerlo y dar a conocer un poco sobre esto.

Algo importante creo es que la enfermedad nunca me ha definido, nunca me he considerado una persona enferma que vive, sino una persona que vive con una enfermedad crónica, y eso hace una gran diferencia, aunque a veces también es un pequeño obstáculo. A veces las personas me ven tan bien que olvidan que efectivamente aunque quisiera no puedo negar que el cáncer está ahí, aunque prefiero convivir con él de la mejor manera y que interfiera lo menos posible, y en realidad hasta ahora parece que lo hemos logrado, pero hay momento en que es más evidente y bajo ciertas demandas o circunstancias afecta, pero bueno mis queridas amigas y compañeras de trabajo pueden dar testimonio de eso. Mientras que al personal médico más bien le extraña que todavía trabaje con normalidad lo cual nos dificulta estar en sintonía con mis necesidades al respecto.

Retomando el tema de esta última intervención, ha sido un año físicamente difícil, la recuperación de la anterior cirugía no fue tan lograda como en las veces anteriores y perduraron varios de los malestares, pero en definitiva tratamos de seguir lo mejor posible, aunque desde inicios de este año hubo ya metástasis visibles en el tejido adiposo y la cuerda vocal que inicialmente se paralizó en la primera cirugía nuevamente estaba ahí haciéndome hablar como “TopoGigio” y dificultándome la vida, además la oxigenación no era la mejor y también la presión se me elevó, con todo esto han resultado muchas más citas para exámenes y médicas que no me han tenido ni de mucho humor y que han retrasado mi desempeño laboral, lo que afecta a otras personas también. En fin que en medio de este relajo fue que surgió mi interés de una celebración particularmente especial.

Gracias a Dios unas amigas muy queridas que además tienen una gran visión y cercanía con Dios tuvieron la idea de celebrarme mi cumpleaños una semana antes, pero además pudimos disfrutar de un fin de semana antes en Antigua Guatemala que resultó genial y así tuve dos maravillosos espacios para gozar de un lindo paseo, gente linda, cosas ricas y mi pastel que estaba de muerte lenta de lo fresquito y rico. Porque llegado el viernes 22 de septiembre me dicen al salir de la conferencia médica se viene el lunes 25 a las 8:00 a.m. la vamos a ingresar para una traqueostomía para prevenir que las metástasis le tapen vía respiratoria sin más explicación y sin saber más, salí el viernes al mediodía del trabajo para un cambio radical en mi vida sin mayor información, pero como en todo momento Dios y su Santa Madre han estado conmigo nos confiamos nuevamente en ellos y bueno si es para mejor démole, siempre en las cirugías anteriores he salido a lo sumo dos días después y este procedimiento me dijeron sería mucho más sencillo que los anteriores, entonces yo dije ok saldremos pronto antes de mi cumple y aunque no celebraremos tan pronto ya lo comenzamos y luego seguimos nada más con el complemento es una pequeña pausa. Craso error ja!

Llegamos el lunes, si bien la doctora se tomó el trabajo de reservarme una habitación para mi, el papá de un doctor la obtuvo durante el fin de semana, pero al final el mismo lunes me la asignaron, lo cual logró hacer la estadía menos incómoda al menos antes que la quitaran nuevamente. Lo que no sabía es que no había claridad de los médicos de cómo proceder, en el sentido de quién lideraría procesos y cómo coordinarse entre estos. Entonces el lunes me dieron comida y supuestamente no debían, por lo que fue un día hospitalizada de choto, el martes no me dieron de comer y lo único que iban a hacerme era un examen vía oral, por lo que no necesitaba estar en ayunar pero igual morí de hambre ja! El miércoles programaron la cirugía y dice uno de los encantadores médicos si ella entra con esos niveles de potasio se muere, así es que mejor regrésenla y ahí comenzó la ingesta bestial de potasio vía descarga intravenosa, oral por comida y oral por medicamento, y pasaba, y pasaba el dichoso potasio y en lugar de subir este bajaba, los doctores me veían de ladito, unos se acercaron a darme unas palmaditas como si fuera así de pobrecita, no se puede hacer mucho por usted, otros pasaban casi que corriendo, no querían discutir mi cuadro enfrente de mí y además pasaban los días y sin ninguna claridad de nada. Unos médicos jovencitos solo me veían de reojo y decían unas expresiones sobre cómo era un caso tan extraño e imposible por cómo no reaccionaba que qué se podía hacer entonces, pero hubo uno al que confieso no le tenía fe que fue por quien logré atención porque hizo todas las interconsultas que pudo, forzó para que me vieran y lograr un buen seguimiento, mientras que otros fueron así en mi cara de decirme que era un desperdicio de tratamiento si de todas maneras con el cáncer para que desperdiciar recursos en una paciente como yo, ja hubieran visto mi cara de odio, no pude resistir el instinto asesino, pero bueno encontré gente linda entre enfermeras y doctores que me dieron muchísimo soporte y otros que de verdad me hacían llorar por cómo me hicieron sentir de desechable.

Tengo que decir que por primera vez desde el “cáncer” me planteé si esta vez saldría del hospital o no, no por el cáncer sino por el potasio porque cada vez me sentía peor en lugar de mejorar y si fue así y entonces si no salgo? Yo sé que Dios tiene el control pero si fue como realizar lo efímero que es todo, parece que todo va a ser simple y de repente me doy cuenta que si hasta aquí llega mi historia ha sido una de las buenas, donde he hecho, dicho, pensado y actuado como soy, no la mejor persona pero bastante auténtica, sin muchos lamentos tengo que decir así es que de eso si estoy clara, me encanta mi vida, la de antes, la de ahora y la que será, toque lo que toque pero si no me he dado por vencida hasta ahora menos planes tengo de hacerlo después de todo lo vivido.

Y que pasó el 30 de septiembre o sea en mi cumple, fue un día como pocos de emocionalmente cruzado, estuve con mi mamá las 3 horas que se podía tener visita, por lo que tuvo que enfrentar mis desequilibrios mentales, como hace siempre con mucho amor y estoicismo, que además a la pobre le ha tocado sumamente pesado para estar conmigo y hacer todo por acá en casita, qué haría yo sin ella, si es mi roble, mi soporte. El resto de tiempo conversando con Dios, hasta donde recuerdo nunca he renegado de mi enfermedad o sus planes para mi, pero si pidiendo su permanente y evidente compañía como ha estado hasta hoy, pero fue un día bastante complejo debo decir. No eran ni remotamente mis planes, sin siquiera saber que pasaría un día de mucha incertidumbre, pero Él  llegó a mi camita y me dieron la comunión, eso fue especial y a la vez inquietante, estás aquí, qué querés de mi? Y seguimos con esa inquietud.

Luego de la traqueo que se hizo finalmente el jueves 5 de octubre, el viernes fue un día bastante duro de recuperación pero una enfermera especialmente y unas asistentes de enfermería que me cuidaron con particular primor mejoraron ese día además me llevaron a consulta con otorrino que no me asumían y el doctor le pudo explicar a mi mamá el cuido de la cánula y otras cosillas, las cuales ya nos pudieron dar un poco más de claridad, no mucha pero poco a poco ahí vamos aprendiendo para no ahogarme, en dieta líquida todavía y muda, con cada susto de está cánula que estamos aprendiendo a manejar aunque probablemente la otra semana cambien a una más fácil de usar, que me permita hablar y espero comer con normalidad, pero como todo es un proceso que iniciamos sin saber en qué nos metíamos, aun así tengo que decir que ciertamente me ha ayudado a sentirme mejor o no sé si es la mejora en el potasio o lo que fuera, pero me siento mejor y con un poco más de energía cada día, pero es un rollo diferente hasta el que hemos vivido hasta ahora.

Nuevamente gracias por sus oraciones, créanme cuando les comparto esto que no es para pedir palabras  para mí, no tengo nada de especial y estoy clara de eso y no lo quiero ser, me encanta ser una ovejita gris, la tía excéntrica de los viajes y de sus peludos, nunca convencional, eso jamás! Sino por si en algún momento mi experiencia le puede servir a alguien, porque estoy clara que para Dios no hay nada imposible y para desahogarme un poco, porque las cosas cambian tan rápido, así es que desde mi punto de vista hay que aprovechar y disfrutar cada minúsculo detalle que nos alegre la vida. No planeé pero viva plenamente, lo demás solo déjenlo en las manos de Dios y no le diga a otros que hacer cada uno sabemos cómo vivimos nuestra vida y nuestra relación con nuestros Padre y Madre celestiales, pero hágalo, viva agradecido y feliz, eso sí cuando hay que llorar, llore, si hay que gritar, grite y si hay que reír, ría, nadie más puede decir cuándo es ese momento.

Y mis 45 años? ya les contaré en qué historia seguimos! Dios dispondrá para su gloria y yo viviré siendo yo, sea lo que eso signifique en ese momento.

Bendiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s